Cuando unas declaraciones tocan hondo y hacen explotar una reacción. Gracias Miguel.

Antes de nada, lo mejor es que reflejemos el porqué de esta entrada en nuestra página, y así os lo transcribimos por aquí:

 

“Sobre las declaraciones de D. Manuel Pérezcarro Martín, Secretario General de la organización empresarial de transporte FROET.

Normalmente estoy de acuerdo con este señor que es un verso discordante con el resto de organizaciones patronales, con mucho acierto en sus conclusiones, en temas tan importantes como ir en contra de implantar las 44 tn o la crítica hacia los cargadores y la pleitesía que le brindan aceptando condiciones y precios humillantes por parte de transportistas de renombre.

Pero aquí no puedo estarlo en absoluto, Tampoco con que estos Europarlamentarios, finjan una preocupación por el bienestar de los conductores, hagan una prueba del colchón a ver si está blando y luego se vayan a su casa para que siga todo igual. La razón principal de todo esto es el valor de la mercancía al margen de si el chófer está bien o mal, no intenten marearnos que ya nos conocemos.

Hay que dejar claro que la responsabilidad de la carga no corresponde ni al conductor, que no es un vigilante, ni al mismo transportista, cuando es obligación es de los Estados garantizar la seguridad de las personas y de las cosas, y no dejar que la carretera se ha convertido en una selva sin ley, y este tomada en manos de indeseables que campan a sus anchas, siendo olvidados por todos .

Aquí entran los seguros, unos piezas que están detrás de todo esto con la ayuda de algun juez amigo, en sus decisiones, que de paso han abierto una puerta, llamada jurisprudencia en la cual consideran eximir a las compañías de asumir el costo de los robos, cargando culpas a quien debe descansar como las personas y conducir, -su verdadera obligación-, para estar en condiciones de afrontar las 15 horas diarias permitidas entre conducción y disposición, esta ultima, a veces es mas dura.

Es gracioso la preocupación de las marcas por el bienestar animal… ¡Perdón quise decir humano!. Porque hay perreras y celdas de internos en la cárcel con más espacio que la mejor cabina. Si de verdad estuvieran preocupados, en vez pensar en construir vehículos con mayores medidas de carrocerías para incrementar la carga y aumento de pesos, (lease la patochada de autorizar por la vía rápida los mega camiones de 25 m) pero aumentar tres veces mas la capacidad del habitáculo de la cabina para pasar 24h diarias o mas de un mes, con un mínimo de confort para tantas horas interminables eso non imposible .

Eso no. ¿Qué se jodan verdad? Atenuarían de este modo, (no la solución) a la precariedad de vivir en en menos de 3 m2. compartiendo a veces en tránsitos internacionales ese espacio reducido al máximo, en que en muchas ocasiones hay que compartir, con otro compañero esperando que tengan complexiones medias, para poder moverse. Simplemente agobiante.

Y nos les digo ahora con el calor sofocante, que no hay refrigerador de dia que ayude a soportarlo. Aguantando en esperas interminables que no le preocupa a nadie o cumplir las 45 h. de descanso tirado peor que un perro en algún aparcamiento infecto sin las condiciones mínimas.

Señor Pérezcarro y Eurodiputados, hagan la prueba y vivan, duerman atando las puertas con una correa, despiértense a media noche cuando escuchen intentar abrir las puertas y tapen las rendijas para que nos les gaseen para robarles, y si esto les parece poco, busquen fuera de su despacho donde hacer sus necesidades en algún lugar, si por ejemplo no disponen de servicios adecuados, y así le propongo un ejercicio a ver como andan de pulso y puntería para orinar en una botella para no tener que salir lejos.

Veréis vuestra dignidad algo tocada. Después de un mes o una semana sin salir de sus despachos, les hacemos la entrevista de nuevo. Infinitamente más seguros y cómodos que un camión. Si vosotros buscáis estar en contra de estas soluciones, no os extrañe que pronto tengáis que llevar los camiones vosotros, o la alternativa puesta en marcha, de importar y formar esclavos que no se quejen, no vendrán en galeones de negreros, ya lo hacéis en autocares con derecho a bocadillo, para salvar vuestra incompetencia empresarial con ese eufemismo llamado, ” la competitividad del mercado.”

Nada acertado en esta ocasión. Le tenía por alguien razonable e inteligente, señor Pérezcarro, estamos en una nueva era. ¡Fíjese!, hasta hay compañeras mujeres conduciendo camiones, ¡¡Hasta donde vamos a llegar!!, en las mismas condiciones y quizás con riesgos añadidos. Asumimos esto como lo que es, un trabajo duro y expuesto como ninguno, pero no hay ni debe haber establos ni mulas de carga ni perros que guarden la casa del amo… ¡¡Más respeto amigo!!. Saludos.

Miguel Canovas. UTAPA. Dignidad
Unión de transportistas, Autónomos, Pymes y Asalariados.

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10211545574531866&id=1139771193

Este texto es en respuesta a este escrito del señor Perezcarro que exponemos a continuación:

https://www.froet.es/en-que-manos-estamos-perezcarro/

 

 

Miguel y Natalia en el Ministerio de Fomento.

Miguel Cánovas junto a nuestra compañera Natalia el pasado día 3 de mayo cuando entraron en el Registro del Ministerio de Fomento el estudio que encargamos.

Nos sentimos mas que orgullosos de contar con Miguel entre nosotros. Muchos lo consideramos un amigo, en cualquier caso. Sea Miguel o quien sea, lo que cuenta en realidad es que cuando algo se intenta difundir erróneamente, lo mejor es rebatirlo, pero esta vez no ha sido nada difícil. A cualquiera que haya pasado uno o dos días dentro de la cabina de un camión, escuchar las declaraciones del señor Perezcarro nos hubiera molestado. Lo loable en este caso es la reacción que ha tenido nuestro compañero y amigo y que se debe tener mucho mas a menudo, y no es otra que empezar de una vez por todas a no estar de acuerdo con afirmaciones que se basan en suposiciones y en golpes de vista superficiales. Nosotros, los que estamos en la carretera, somos quien tenemos el conocimiento de causa, y así debemos demostrarlo, porque ya basta de ser “turistas pagados”, “puteros borrachos” y demás lindezas en las que se basa la fama de esta profesión . Sabemos al 100×100 lo que nos cuesta llevar el pan a nuestras casas, las penurias que sufrimos en esos tres metros cuadrados. Así que con este post felicitamos a Miguel Cánovas por este brillante escrito e invitamos a que todos hagamos lo mismo en cuanto tengamos oportunidad. Porque puede que no accedamos a los medios de comunicación, pero ahora ya tenemos uno propio en el siglo XXI, se llaman redes sociales, que muchas veces adquieren más poder que un periódico.

Nuestra intención no es otra que empezemos a despertar. Empecemos a creer que podemos exigir lo nuestro. Que nosotros debemos poner nuestro precios, igual que no ponemos el precio de los tomates al tendero de la fruteria del barrio. Que somos camineros y no burros de carga y que nuestras familias, que sufren demasiadas ausencias nuestras, nos tienen como tal. Y porque somos y seguiremos siendo:

TODOS A UNA.

 

NO ESPERES EL CAMBIO, ¡¡¡CÁMBIALO!!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s