Archivos Mensuales: marzo 2016

Plataforma En Ruta Todos a Una representa a los transportistas de base en el Parlamento Europeo

El día 3 de marzo la plataforma del transporte En Ruta Todos a Una estuvo presente, llevando la voz de los colectivos de transportistas autónomos, asalariados y pymes, en las jornadas sobre el dumping social en el sector del transporte que organizó la delegación de Izquierda Unida europea (GUE/NGL). En total la delegación estaba compuesta por cinco miembros de plataforma del transporte En ruta Todos a Una, dos representantes de las asociaciones Uniatramc y Astac Catalunya, junto con un corresponsal de la emisora Transporte News Radio.
En Ruta Todos a Una en el EuroparlamentoEl parlamento Europeo es conocedor de la difícil situación del sector del transporte ante las acciones de empresarios sin escrúpulos y gobiernos que prefieren mirar hacia otro lado. Sin embargo la mayoría de esos parlamentarios, a los que hay que gradecer y mucho su esfuerzo por llevarnos a Bruselas, no han vivido jamás las duras jornadas del día a día de los camioneros y camioneras que sufren ese dumping en sus propias carnes. Por ello era necesaria la presencia de esta delegación, para llevarles a estos representantes europeos la cruda realidad del sector. Por primera vez en la historia de la UE se escuchó en su parlamento la voz del transportista de base.

Ahora bien, tal es la situación que un buen número de transportistas, a pesar de que lo padecen, desconocen qué es el “dumping social” y en qué les afecta. Se considera como dumping social las prácticas que pretenden (mediante sociedades ficticias) eludir las normas de acceso al mercado o que son contrarias a tal normativa con el objetivo de obtener ventajas competitivas. Operadores de transporte deslocalizados (sociedades ficticias, empresas buzón) que mantienen plantillas de conductores en condiciones de miseria frente a los trabajadores del país donde ellos realizan cabotaje, en ocasiones ilegal, forzando en muchas ocasiones a que estos tengan comportamientos ilegales para aumentar su producción, incluso cuando los conductores son sancionados sobre el terreno las multas nunca alcanzan a esos operadores. Además el actual control en carretera a los transportistas extranjeros que operan en España es muy escaso, no alcanza el 5% del total de controles realizados, según ha reconocido la propia Guardia Civil de Tráfico. Tal es la situación que, con datos en la mano, más de la mitad del transporte de mercancías por carretera de España es realizado por trabajadores extranjeros, en su mayor parte de Europa Central y de los países del Este. Estas empresas buzón no llegan a pagar impuestos en nuestro país, a veces no llegan a declarar ni los trabajos que realizan y tienen a dichos conductores sin los mismos derechos y condiciones laborales. Realizan a continuación una competencia desleal sobre las empresas españolas bajando los precios por debajo de mercado y con ello acaban por obligar a cerrar miles de pymes y a abandonar el sector a muchos más autónomos, destruyendo puestos de empleo y forzando al resto de empresarios a empeorar las condiciones de sus conductores para obtener al límite algo de rentabilidad. Ante este panorama que viene a acabar con los trabajadores autónomos y asalariados (llevando a los operadores españoles a buscar fórmulas como las de facilitar el trabajo a conductores como falsos autónomos) hay que luchar contra el dumping social, el fraude y el abuso en relación con el desplazamiento de trabajadores y el acceso a las prestaciones sociales. Se hace imprescindible establecer una regulación específica que permita un control adecuado de la actividad realizada por los conductores pertenecientes a empresas de transporte deslocalizadas en países con menores costes laborales y fiscales, sin que en dicho país de establecimiento realicen ninguna actividad real.

Una vez explicado esto ya se hace comprensible el porqué de la presencia de una representación de los transportistas de base en el parlamento. La experiencia del día a día puede aportar ideas que generen iniciativas que sirvan para frenar el dumping social. Y de hecho así fue. Previamente y antes del comienzo de las jornadas se realizó una rueda de prensa en la que intervino Xavi Navarro en representación de la delegación. Os dejamos, a continuación, el vídeo de dicha rueda de prensa.

Esta es la intervención de Xavi Navarro en la rueda de prensa: “La presentación de Paloma –matiza- es interesante porque al final, como bien has dicho –se dirige hacia la eurodiputada- estamos en el último extremo de la agonía.  Es decir, venimos observando que el efecto dumping ha arrasado con familias enteras de autónomos, de asalariados y de pymes. Muchos ven el futuro sin esperanzas porque los precios, las condiciones laborales y la situación del transporte de mercancías por carretera en general, están destrozando la ilusión que se tenía en el sector. Un sector que siempre ha pensado que trabajaba en lo que le gustaba. Sin embargo, las personas que realmente vivimos la profesión, en cuestión de diez años hasta ésta época, hemos estado viendo como muchas empresas españolas se han organizado para salir fuera de nuestra nación y tener trabajadores contratados, especialmente en países del Este de Europa, que son los que están haciendo el trabajo aquí, en España –denuncia Xavi Navarro-. Lo hacen desde el cabotaje y producen bajada de precios que hacen que el autónomo tenga que estar trabajando a merced de las empresas, incluso las más fuertes y las que tienen grandes flotas. Algunas o varias multinacionales están trabajando a precios espectaculares, de 0.60 €/km. Sin embargo, para aquellos que no lo sepan, en el observatorio que se lleva en España y edita Fomento se recogen los costes que derivan del transporte y oscilan entre 1.20 y 1.30 €/km. Es decir, ese señor –el autónomo- sale con el camión a trabajar en máxima precariedad e intenta, por lo menos, que no le cueste dinero estar parado. En algunos casos hay gente que tiene que abandonar la actividad y al vender el camión pierde el patrimonio porque estaba abocado a que la empresa pudiera tener pérdidas, por beneficios, en el caso de los autónomos –expone y continúa-. España tiene la peculiaridad de que los pequeños, los autónomos, se ven primero en la obligación de sacar adelante un negocio que ya no pueden sacar y les sobreviene la necesidad de despedir a sus asalariados y cerrar, y en ocasiones perder la casa familiar, además del negocio –aclara-. Eso está sucediendo en España mientras vemos que en las áreas de servicio, de las pocas que hay, al menos vigiladas, a señores que vienen haciendo sus rutas dentro de España y llegan de Portugal o de países del Este. En las áreas de servicio están a la desesperada, intentan sobrevivir como pueden, muestran los camiones abiertos, como si fueran tenderetes domésticos sobre los que tienden la ropa o preparan el guisado. Cerca de ellos quedan los trabajadores nacionales que intentan sacar adelante el negocio. Parte de ellos son autónomos o asalariados que intentan sacar un salario digno…
Esta es la situación real que tiene ahora mismo el sector de mercancías por carretera y nos invita a pensar que si la comunidad Europea no pone medidas para que se haga una inspección real, y no como se está haciendo actualmente, que sólo abarca el 5% de lo que se tenía que hacer. Por el contrario –continúa Xavi Navarro- no se llega a tocar a las empresas donde realmente podría encontrarse el núcleo de lo que está sucediendo y para eso tendría que hacerse cumplir la ley, o hacerla cumplir, para que esta situación no se diera más.  Estamos viendo que el poner un imán para que el tacógrafo no vaya contando los tiempos de conducción es un negocio que algunos restaurantes de Portugal aprovechan, y donde se pueden comprar fácilmente. Esto, señores eurodiputados, no puede seguir así. Nosotros venimos reivindicándolo desde España, por distintos medios, y de verdad deseamos que la Unión Europea tome conciencia del asunto, o el falso autónomo, al final será el que ocupe nuestro espacio. Las personas van a estar trabajando de asalariados pero pagándose el autónomo. Nosotros reclamamos que se nos escuche y como mínimo que se haga algo de inmediato con lo que está en los mercados europeos. Además exigimos que se ponga la ley en marcha y que se aplique de una vez, a ver si tenemos suerte y lo erradicamos –Concluye Xavi Navarro ante los eurodiputados del Parlamento Europeo, en Bruselas”.

Cumpliendo con el programa establecido en las jornadas, a cosa de las 15: 00 comenzaron las mismas.  Dumping social en el sector del transporte: Derechos laborales vs. Profundizar el Mercado Único

15:00     Bienvenida -Gabi Zimmer, (eurodiputada y presidenta del grupo GUE/NGL)
15:15 – 17:00 Ley Laboral en la UE y Dumping social
Ponentes:     Isabella Biletta (Eurofound), Eduardo Chagas (ETF)
Modera: Merja Kyllönen (eurodiputada GUE/NGL)
 17:00 – 18:15 Casos sectoriales: Transporte por carretera y Aviación
Ponentes:     Anders Mark Jensen (Danish Flight Personnel Union),
Pasi Moisio (Finnish Transport and Logistics/EFRT),
Jorge Carrillo (CCOO)
Roberto Parrillo (ETF)
Modera: MEP Paloma López Bermejo (eurodiputada GUE/NGL)
18:15 – 18:30 Conclusiones (Paloma López Bermejo, eurodiputada GUE/NGL)

Vídeo recogiendo todas las jornadas completas, con las intervenciones de los compañeros de la Plataforma : Félix Pecharromán y Miguel Cánovas. (Se puede escuchar con traducción al castellano de todos los ponentes)  PULSA AQUÍ PARA VERLO

jornada dumping comision europea

La intervención de Félix fue magistral, añadió casos prácticos y argumentó con normativa reivindicando la pronta intervención de la Unión Europea en un asunto tan grave como este. El compañero Miguel realizó su exposición de los hechos de la siguiente manera :

“Hola, buenas tardes a todos vosotros/as –comienza Miguel Cánovas- y muchas gracias por recibirnos y por prestarnos atención, aunque veo que muchas personas de las que hay aquí, desconocen el problema. Para saber de lo que estamos hablando, de esclavitud –agrega-, habría que meterse durante dos semanas o un mes, o dos meses, todos ustedes o no todos, porque creo que comprenden bastante mejor lo que está pasando que muchos europarlamentarios. Con esa fórmula de vivir tan cómoda que muchas veces se tiene, debía de ser obligado en todos los sectores que estos señores pertenecieran una temporada larga, o corta, al gremio del transporte para saber de qué estamos hablando. Entonces comprenderían a la señorita que ha hablado antes que yo, y a estas alturas todos ustedes sabrían lo que significa estar dentro de la cabina de un camión. Esto del dumping social o externalización del mal –prosigue Miguel Cánovas-, son palabras que se inventan para realmente tapar lo que está pasando. Esto se denomina trata de esclavos y parentesco a maltrato animal, como ha dicho el compañero en anterior intervención –Miguel Cánovas se refiere a un pasaje de la intervención de su compañero de plataforma, quien le ha precedido, y quien ha pone de ejemplo la vida de un animal de setenta kilos de peso, en similitud al peso humano, encerrado en una cabina de camión por periodos prolongados: semanas y meses-. El encerramiento del perro, sin embargo, -añade- recibiría el calificativo de maltrato animal. Está visto que meterse dentro de esa cabina, de ese camión –prosigue-, en verano a treinta, cuarenta y cincuenta grados, despreciados por todos los cargadores que ni siquiera tienen en cuenta los horarios que tenemos que utilizar para llegar al siguiente cliente. También para ustedes parece un pasatiempo mientras infinidad de conductores se matan en la carretera –se toma un respiro-. Intento hablar despacio porque así me lo han dicho. Pese a ello pongo tanta pasión como la señorita que me antecedió en la tribuna –menciona la intervención de Erika, secretaria de ASTAC-, que tiene por esto, sin haber se metido en un camión, imagino. Imagínese usted a mí, que yo sí estoy dentro. Además soy empresario y fíjese, quiero ayudar a un conductor en calidad de asalariado. Y lo hago porque necesito que mi trabajo tenga un beneficio para no rebajarle el sueldo a alguien que está trabajando para mí. Yo tengo que protegerlos, como ellos tienen que protegerme a mí el negocio. Soy un empresario pequeño, eh –matiza-. Así son la mayoría de los empresarios de mi país, representamos más del ochenta por ciento del transporte y sin embargo nos domina un quince por ciento. Esto que ven y escuchan ustedes aquí no es para darnos propaganda, sino que estamos absolutamente indignados de que en el siglo XXI haya tanta muertes en la carretera. Y que encima lo estén catalogando de accidentes de circulación y no de trabajo porque un camionero se queda dormido en la carretera, donde llega reventado por las horas que le hacen permanecer a disposición y no solamente de conducción que ya son diez, doce o quince. Para ello hay tarjetas dobles, saben ustedes, tarjetas de conducir dobladas para que un señor se meta de Dinamarca a España, por ejemplo, aunque seguramente haya que meterle una pastillita de anfetamina para que llegue y a esa empresa, saben ustedes, a esa empresa no le pasa nada –denuncia-. Eso está pasando ahora, a ver si se enteran ustedes. Aunque también es cierto que ustedes están comprendiendo mucho más de lo que imaginaba en un mundo de hombres –acusa a los eurodiputados a la vez de que usa la sutileza para flexibilizar su propia acusación-. Agradezco sin embargo, a las mujeres, sobre todo a las que tenemos aquí, que seáis vosotras quienes tiráis del carro y que nos defendáis. Estoy muy orgulloso de vosotras, de ellas, eh –recalca al auditorio y prosigue-, y son todas las que hay aquí –matiza-. Voy a intentar contenerme porque estoy indignado, indignado como persona y como ser humano; y lo estoy de ver lo que está pasando. Yo veo a mis compañeros que están cayendo en la carretera con camiones maravillosos y con carreteras maravillosas, pese a ello se quedan dormidos en una recta, volcando. Los cargadores se lo pasan por el arco del triunfo y, disculpadme-, por favor, no deseo ofender a nadie, las leyes de los tiempos de conducción y descanso –remata-. Además obligan a que un camionero se tenga que descargar el camión cuando ésa no es su obligación. Ustedes –intercala el tú con el usted- se imaginan diez horas, once o doce horas entre las que tienes que estar a la hora en punto para que no te penalicen. En contrario es posible que nos hagan un descuento de horas o posiblemente nos dejen la carga o la descarga para el día siguiente, tirados como perros. Saben lo que significa escuchar “ya te llamaremos mañana”, después de diez, doce o quince horas; y de una o dos semanas, cuando no un meses o más sin ver a tu familia y de escuchar cómo crecen tus hijos, por teléfono. Eso tendrían ustedes que saberlo y también meterse en un aparcamiento y mirar a la cara del camionero y ver cómo un hombre de cincuenta años envejece a la precipitada. Eso tendrían ustedes que verlo y también que esos cursos de formación que venden como tan maravillosos no valen para nada. Esos cursos que presuntamente se hacen para que nuestra vida sea más fácil están equivocados y se lo dice un humilde camionero. El camión es mi alma y así lo siento, y encima quiero dar trabajo, sin distinción entre europeo, español, lituano o marroquí. Me da lo mismo su procedencia, y recalco esta palabra que me alegra la hayan dicho ustedes: “a un mismo e idéntico trabajo, una misma remuneración”. Repito, para igualdad de trabajo, una misma remuneración. A ver si se nos mete en la cabeza, eh. A mí, como camionero, me perjudica, y como pequeño empresario que mantiene a diez empleados a sueldo, también. Encima yo, a ver cómo se les mete en la cabeza, por favor, hay gente, trabajadores/as, que están muriendo en la carretera, mucho más que en el mar o en la construcción, incluso que en el sector del metal –denuncia y enardece-. Nosotros, los camioneros, morimos tres veces más por cada trabajador que muere en diversos sectores. Pese a ello nos catalogan de muerte por accidente de tráfico: cómo que hemos tenido un pequeño despiste y nos hemos salido de la carretera o nos hemos metido de frente contra otro camión, un autobús o un turismo y hemos deshecho una familia, pero la realidad es que morimos a causa de la fatiga –prosigue-. A estas alturas no se puede consentir que un hombre, o mujer, se mate en la carretera por fatiga, cuando hay normas que tenéis que proteger en este maravilloso parlamento que pagamos nosotros. Lo pagamos nosotros sí –repite- que se les meta en la cabeza, no a ustedes porque, perdonadme, no estoy contra vosotros, pero es ésta la oportunidad que tengo para decirles lo que pasa. Ojalá estuvieran aquí los señores parlamentarios, la señora Merkel o mi propio presidente. Ojalá pudiera mirarles a la cara y decirles esto que os estoy diciendo a vosotros. Ojalá y el eco de este clamor llegue más allá de aquella puerta –indica, presuntamente, el hueco de la entrada- para que se enteren de una vez que en sus manos está la vida de muchas familias. Y también de muchos hombres y mujeres que no volverán a ver a sus hijos por la falta de cumplimiento de la ley, para el ramo empresarial. Una ley que sólo nos hacen cumplir a nosotros –sentencia-. ¿Cómo es posible que a estas alturas se permita tanta dejadez? Eso no lo vamos a consentir y van a provocar ustedes una revolución de tal calibre social que Europa se parará. Cuándo vean un camión que se para, no lleguen las cosas a las fábricas y los supermercados estén vacíos, no digan, esos camioneros son unos indecentes. O esos camioneros son unos secuestradores de necesidades, acuérdense de esto que les estoy diciendo. “Está usted haciendo la revolución ya, interrumpe la moderadora de la cámara. -la intervención de la moderadora de la cámara coge desprevenido a Miguel Cánovas, se descentra momentáneamente de su discurso y opta por la despedida-. Quiero acabar porque a lo mejor estaréis diciendo este hombre está loco. No, no estoy loco, soy empresario y estoy encima de un camión. Además, de cuatro generaciones ya: mis abuelos, mi padre, mis tíos… Yo sé de lo que estoy hablando. Ustedes también, eh –intenta endulzar el planteamiento en alocución a través del obrero-. Además me asombra porque gracias a vosotras estamos aquí, y gracias a ellas –indica a las mujeres de del recinto- y a otras mujeres que están chapó, en un mundo de hombres, donde las mujeres nos tenéis que enseñar. Algún hombre queda también, y bueno, vamos a empujar todos juntos para que esto cambie. Finalizo con esto, os doy las gracias y quiero que lo trasmitáis a quienes tengan en sus manos el poder para solucionarlo, vale. Muchas gracias -concluye el discurso de Miguel Cánovas. “Muchas gracias a usted –responde la moderadora de la cámara europarlamentaria y añade-. Como mujer le puedo ayudar a hacer la revolución, hagámosla juntos –añade”.

Para finalizar podemos contaros que este viaje realizado a Bruselas para representar al sector fue muy intenso, no solo hay que destacar el trabajo realizado en las jornadas como tales, sino, también felicitar a todos y cada uno de los componentes de la delegación que partió de España como mucha ilusión y ganas de ser escuchada y atendida en sus reivindicaciones. Esa es la sensación real que quedó en todos, orgullosos de haber cumplido con nuestro trabajo y expectativas por un transporte digno. Además, este viaje sirvió para reunir una importante serie de contactos que serán muy útiles de cara a próximas acciones que llevará a cabo la plataforma.

Programa Transporte y Gestión (Transporte News Radio) del día 9 de marzo con las intervenciones de los integrantes de la delegación:

Queremos por último agradecer al grupo parlamentario IU-IP y en especial a su eurodiputada, Paloma López Bermejo, por las atenciones recibidas y la oportunidad de poder llevar a la UE las justas reivindicaciones del sector base ante el drama actual nacido de ese dumping social en el transporte.

Vídeo resumen de la iniciativa “El Dumping Social en el sector transporte” en palabras de Paloma López:

Algunas imágenes de esta actividad

 

Anuncios

Os pedimos apoyo para la recogida de firmas en Fair Transport

Un transporte justo en Europa – Igualdad de trato para todos. Plataforma del transporte En Ruta Todos a Una apoya y difunde esta campaña.

Fair Transport

Propuestas legislativas y no legislativas para garantizar la competencia leal y la igualdad de trato de los trabajadores en los distintos modos de transporte.

Fair Transport es una iniciativa que nos llega desde la Unión Europea con el respaldo de ETF y ITF.

Acabemos con el dumping social en el transporte. Apoya con tu firma!
Pulsa aquí para firmar (traducido al castellano): https://www.fairtransporteurope.eu/

Algunas instrucciones para que no tengáis dificultades para firmar:
intrucciones_firma_fair_transport

Breves instrucciones para que no tengáis dificultad en firmar

Pulsa aquí para descargar el documento (en PDF) para recoger firmas en papel para esta campaña

APOYA CON TU FIRMA, POR UN TRANSPORTE DIGNO!!!

Fair Transport