De cooperativistas irregulares a transportistas regulados

PLATAFORMA DE TRANSPORTE EN RUTA, TODOS A UNA

PUNTO Nº 12

Propuesta para incorporar a cooperativistas a la regularización del transporte de mercancías por carretera

Las cooperativas de Transporte de Mercancías por Carretera denominadas irregulares existen porque la sociedad legislativa lo ha permitido e incluso fomentado durante más de veinte años con su propia pasividad de gestión y con introducción registral en listados tributarios e institucionales. El problema de las cooperativas de transporte, por tanto, no se cataloga de usurpación comercial desconocida porque hablamos de más-menos 22.000 familias. Un número difícil de esconder u ocultar ante los ojos de la administración que nos gestiona (de ellas, algunas miles se han quedado ya en el camino).

Los transportistas accedieron al mercado guarecidos bajo un paraguas de protección estatal, aparentemente “legal” y consentido por la propia administración regional y central. Consiguientemente, a pesar de la gestión irregular que desarrollan los cooperativistas debemos de reconocer que detrás de cada uno existe un trabajador con sus derechos y sus obligaciones laborales, además de una familia, una inversión y una tributación fiscal en idénticos modos a cualquier autónomo regularizado a través de un título habilitante que presumimos obtuvo en compra legal, en mercado negro, por trasmisión familiar o por concesión administrativa.

La plataformaAqui yace el transporte aboga por la eliminación de las cooperativas denominadas ilegales pero, ojo, a través de una salida digna y favorable para quienes las componen y desde años atrás el gobierno mancilla con imposiciones agónicas. Para erradicar a los millares de trabajadores del sector de los cooperativistas, en cambio, la administración central despliega una artillería gravosa e insostenible que conlleva sufrimiento y hostigamiento social a través de los propios órganos administrativos que deberían de proteger a sus ciudadanos. Estos órganos administrativos son los únicos responsables del establecimiento ilegal de empresas pantalla (cooperativas de transporte) que ahora persiguen sin aportar soluciones dignas, viables y honrosas para restablecer el mercado del transporte sin causar un sufrimiento extraordinario a parte de la sociedad.

O sea, de unos años a esta parte vienen asfixiando a un sector que ellos mismos han creado, consentido y fomentado a través de registros, no virtuales, asentados en la Seguridad Social, por ejemplo, en calidad de trabajadores autónomos, así como en tributación de módulos y facturación individual con la mera presentación documental del órgano cooperativista. La Plataforma de Transporte en Ruta, Todos a Una, por tanto, no es ajena al problema ni tampoco al menoscabo social y laboral que cualquier cese conlleva y defiende los intereses del más débil ante la fortaleza del Estado, pero no pretende mantener la ilegalidad de los denominados ilegales a través de cooperativas pantalla. Sistema que frecuentemente utiliza el empresariado español para crear sociedades virtuales competitivas bajo imposición de precios basura, así como impone y fomenta la figura del falso autónomo a quien explotan y de cuya inversión y esfuerzo se enriquece el más rico.

La plataforma, por tanto, aspira a regularizar la función del transporte sin discriminar a las partes en conflicto: autónomos titulados, administración y cooperativistas. Para ello y para abogar por una salida digna que favorezca, tanto al sector autónomo como a las familias cooperativistas, víctimas del sistema comercial y administrativo reconocemos que el tema de las cooperativas es delicado y espinoso y hay que erradicarlo del mercado para que las grandes empresas no se aprovechen de la implantación y explotación y no puedan crear vulnerabilidad ni competencia desleal entre el mercado y los trabajadores que agrupan las cooperativas de transporte. Entendemos como cooperativas de transporte aquellas que aportan un título habilitante, reciben la inversión del aspirante a cooperativista y regularizan un sistema de trabajo individual-asociado en concepto de transportista-cooperativista no titulado.

El trabajador y sus derechos, sin embargo, deben prevalecer ante cualquier sistema. Por ello y para ello abogamos por una salida digna y honrosa: la menos perjudicial para quienes durante años han desarrollado e invertido en una actividad a través de las cooperativas de transporte sin objeción administrativa. La salida más viable, por tanto, debe de ser congruente con la concesión administrativa del título habilitante para cada uno de los transportistas, exclusivamente por tiempo limitado al propio del usufructo (vida laboral).

El modo de concesión del título habilitante sería bajo concesión altruista para quienes a fecha 25 de julio 2013 vinieran ejerciendo el transporte de mercancías por carretera a través del sistema de las cooperativas. Además, la concesión del título sería intransferible y expiraría con la vida laboral del autónomo transportista regularizado, sin posibilidad de enajenación, representación, venta, alquiler, etc… Con ello se pretende regularizar el mercado del transporte sin incrementar el número de transportistas, en todo caso lo mermaría a muy corto plazo, según edad de jubilación. Tampoco se crearía incremento de miembros que pudieran perjudicar la competitividad porque la concesión repercutiría directamente sobre la flota que ya viene ejerciendo la actividad. En cambio legalizaría el sector, colocaría a los autónomos al mismo nivel administrativo y profesional, les fortalecería moral y profesionalmente, podrían agruparse en entidades asociativas para trabajar directamente al cliente final y favorecería a todos por igual. Además desaparecería cualquier rasgo de marginalidad que pudiera afectar al autónomo legal que ha llegado al sector por la vía reglamentaria.

Al contrario del cooperativista regularizado, sin embargo, al cese de la actividad, el autónomo legal conservaría el cien por cien del patrimonio que invirtió en adquisición del título habilitante para ejercer la actividad del transporte y el cooperativista, no. Y no se debe a discriminación, si no a principios de proporcionalidad: el cooperativista no dedica inversión al título habilitante. A diferencia del autónmo regularizado obtine concesión extraordinaria de la administración por periodo de usufructo laboral.

caravana de camiones

Anuncios

2 pensamientos en “De cooperativistas irregulares a transportistas regulados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s